Que es la logistica

Logística o logística

La creciente demanda de entregas en línea, los ciclos de entrega más cortos, la creciente competencia, la reducción de los márgenes y la garantía de un mejor servicio al cliente son algunos de los principales factores que empujan a las empresas de todos los sectores a hacer una gestión logística eficiente. Dicho esto, si el objetivo de lograr una gestión logística eficiente no está impulsado por tecnologías modernas o herramientas digitales, las posibilidades de fracaso se multiplican.

La gestión logística incluye múltiples procesos que garantizan el movimiento sin fisuras de las mercancías, los fletes, los paquetes, las materias primas, el inventario terminado y los paquetes desde su punto de origen hasta los clientes finales. Estos procesos pueden ser tanto automatizados como manuales, dependiendo de la madurez digital de una empresa. Una gestión logística moderna y eficiente, armada con tecnologías como la Inteligencia Artificial, el Aprendizaje Automático, la Inteligencia Predictiva y el Internet de las Cosas (IoT), entre otras, permite a las empresas descubrir nuevas fuentes de ingresos, impulsar la rentabilidad de las entregas y generar experiencias agradables para los clientes. La gestión logística es un componente esencial de la gestión de la cadena de suministro (SCM).

Trabajos de logística

En pocas palabras, la logística se refiere al proceso de gestión de cómo se adquieren, almacenan y transportan los recursos hasta su destino final. La gestión logística es una disciplina empresarial que implica la identificación de posibles distribuidores y proveedores, así como la determinación de su eficacia y accesibilidad. Las personas que gestionan, coordinan, analizan y optimizan este proceso se llaman logistas.

En un principio, la logística era un término reservado a fines militares. Se utilizaba en referencia a la gestión del personal y los recursos militares para llevarlos a donde debían estar y cuando debían estar. Posteriormente, el término fue adoptado por organizaciones ajenas al sector público y ahora se utiliza ampliamente en las empresas para referirse a cómo se manejan y mueven los recursos a lo largo de la llamada cadena de suministro.

Los términos gestión de la cadena de suministro y gestión de la logística suelen considerarse una misma cosa; sin embargo, eso no es del todo cierto. Más adelante en este artículo abordaremos las diferencias al respecto.

Regresión logística

La logística tiene tres tipos: la logística de entrada, la de salida y la inversa.Logística de entradaComo su nombre indica, la logística de entrada se ocupa de las actividades relacionadas con el flujo de entrada de los recursos necesarios para fabricar un producto o un servicio. Los procesos de logística de entrada pueden incluir la gestión de los proveedores, los costes, el inventario y el transporte para garantizar que los componentes o subconjuntos adecuados lleguen a su fábrica a tiempo. La logística de entrada suele ser compleja porque entran cientos de piezas para fabricar un producto final, por lo que tiende a ser más intrincada que la de salida.El aprovisionamiento es el elemento principal de la logística de entrada, ya que se ocupa de la obtención y el transporte de las materias primas desde el proveedor hasta la fábrica del comprador.El tamaño y la naturaleza del aprovisionamiento afectan a la logística de entrada de muchas maneras. Por ejemplo, una empresa que compra artículos sencillos, como material de oficina, no necesita muchos recursos para gestionar su logística de entrada. En cambio, una empresa que compre maquinaria o productos perecederos en el extranjero tendrá una logística de entrada compleja, ya que los productos deben manipularse, almacenarse y transportarse de acuerdo con la manipulación, el embalaje o la temperatura requeridos.

Director de logística

La logística es, en general, la organización y ejecución detallada de una operación compleja. En un sentido empresarial general, la logística es la gestión del flujo de cosas entre el punto de origen y el punto de consumo para satisfacer las necesidades de los clientes o las empresas. Los recursos gestionados en la logística pueden incluir elementos físicos como alimentos, materiales, animales, equipos y líquidos; así como elementos intangibles, como el tiempo y la información. La logística de los artículos físicos suele implicar la integración del flujo de información, la manipulación de materiales, la producción, el embalaje, el inventario, el transporte, el almacenamiento y, a menudo, la seguridad.

La gestión de la logística es la parte de la gestión de la cadena de suministro que planifica, implementa y controla el flujo eficiente y eficaz hacia adelante y hacia atrás y el almacenamiento de bienes, servicios e información relacionada entre el punto de origen y el punto de consumo con el fin de satisfacer las necesidades del cliente. La complejidad de la logística puede modelarse, analizarse, visualizarse y optimizarse mediante un software de simulación específico. La minimización del uso de recursos es una motivación común en todos los campos de la logística. Un profesional que trabaja en el campo de la gestión logística se denomina logista.